• info@elblogdepadel.com
 

Materiales empleados en la fabricación de palas de pádel

Materiales empleados en la fabricación de palas de pádel

Presentamos un documento en el que detallamos los distintos materiales con que puede ser construida una pala de padel, comentando las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

Este artículo se ha creado tras la revisión de diversas publicaciones de especialistas en padel, y en él intentaremos explicar los diferentes materiales con los que puede construirse una pala de padel, comentando las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos. En ningún caso se presentan opiniones personales por nuestra parte.

FIBRA DE CARBONO:

Coloquialmente, esencia del grafito en partículas. Es caro, pero utilizado en calidad aceptable proporciona resultados muy buenos en cuanto a ligereza y resistencia, de ahí su uso en fórmula 1, motociclismo y otros muchos deportes. No obstante muchos opinan que en el pádel sólo debe aplicarse a los marcos, ya que en las caras el carbono ofrece más pegada pero menos salida de bola. Se utiliza para conseguir mayor ligereza, resistencia y rigidez.

Pocas marcas fabrican palas en 100 % carbono, aunque así lo publiciten, ya que el coste es muy elevado. Trabajan con carbono, por ejemplo, Akkeron, Fakun y Varlion. REVES en el marco de la gama alta.

Resumen: calidad, coste elevado, poco peso, máxima resistencia.

FIBRA DE VIDRIO:

El material por excelencia en la fabricación de palas, algo más flexible que el grafito pero también menos ligero. Combinado con grafito o carbono ofrece unas cualidades excepcionales con una resistencia muy buena a los impactos. Es más elástico que la fibra de carbono, por lo que proporcionará más salida de bola y menos pegada. Al poseer cualidades de flexión es ideal para colocar en la superficie de impacto de las palas de padel, aunque muchas marcas también lo usan para los marcos.

Lo utilizan muchas marcas: Varlion en núcleos de gamas medias-bajas, REVES en los marcos…

Resumen: más barato, más usado, para núcleos o marcos.

GOMA E.V.A.:

Junto al FOAM, el material más usado en la fabricación de palas de pádel. Es una goma cuya principal propiedad es la de la absorción de impactos y su componente principal es el látex, una resina que se extrae de arbustos o del petróleo, que con el calor se vuelve pegajosa y con el frío quiebra con facilidad, por lo que después de haber sido tratado inicialmente en planchas hay que añadir etil-vinil-acetato (EVA). Podemos encontrar EVA con múltiples y diferentes purezas, aunque es muy difícil de detectar, sobre todo en una pala de padel, ya que va situada entre las fibras. También en diferentes densidades, lo que hace que sea más o menos compacta, rígida, flexible, blanda, elástica… Los efectos en una pala de padel serían de más o menos flexión al impacto con la bola, aportándonos diferentes sensaciones de golpeo, potencia, control… En ocasiones se mezcla con otros materiales consiguiendo hacerla más liviana, pero en la medida que se mezcla, irá perdiendo sus propiedades originales de absorción de impactos. Las palas de EVA serán, en teoría, las de mayor control y vida útil, ya que es el material menos elástico. Tendrán una gran pegada y una menor salida de bola que las palas de FOAM y polietileno. Dentro de la EVA, hay distintas durezas: EVA Hyperasoft (la más blanda), EVA Supersoft… La goma se deforma mínimamente al contacto con la bola, lo que nos obliga a golpear con más fuerza para obtener la misma velocidad de bola, pero con la ventaja de que no tendremos un punto límite, en relación a la velocidad que podamos imprimir a la bola, tal como ocurre con el foam. Además, la palas de eva son más duraderas y sus acabados son de una mejor calidad.

Lo usan muchas marcas: Star View, Bullpadel, REVES, Vision, Varlion…

Resumen: palas duras (menos si mezclas de soft), de control, de pegada pero con menor velocidad de bola; resistentes.

FOAM:

Junto a la EVA, el material más usado en la fabricación de palas de pádel. Es el término coloquial que se da a la resina sintética obtenida por condensación de diferentes tipos de poliéster, por eso también es llamado «espuma de polietileno», y se caracteriza por su baja densidad. Técnicamente la goma foam es espuma de poliestireno, un polímero termoplástico que se obtiene de la polimerización del estireno. Si llevamos esta definición al mundo del pádel, obtenemos una pala de tacto más blando al de la goma eva, que nos ofrece una igual salida de la bola con menor fuerza. Esto se debe a que el poliestireno tiene una mayor capacidad de absorción que permite, además, disminuir las vibraciones del golpeo, lo que repercute, por tanto, favorablemente para aquellos jugadores que sufran de brazos cargados. Las palas de foam tendrán una buena salida de bola al hacer efecto muelle, pero este mismo efecto hace que no sean palas de mucha pegada, ya que el compuesto absorbe parte de la fuerza que nosotros proporcionamos

Son menos duraderas y sus acabados son de menor calidad, ya que el material está en continua contracción-dilatación. Al ser más blandas tienen menos control.

La utilizan muchas marcas, por ejemplo Sane, Coast…

Resumen: palas blandas, de menos control y pegada, pero más salida de bola. Menos duraderas. Mejor para lesiones.

POLIETILENO:

Es uno de los materiales más usados actualmente en la industria general (bolsas, biberones, botellas… y palas de pádel). Según el proceso al que sea sometido se obtienen diferentes calidades, dureza, flexibilidad… Es un compuesto más duro que el FOAM, pero más blando que la EVA. Las palas con este material tienen más pegada pero menos salida de bola que las de FOAM, y tienen una vida útil mayor, son bastante duraderas por lo general. Tienen un control intermedio entre el FOAM y la EVA. En definitiva, no son palas ni duras ni blandas, con mayor pegada que el foam pero menos que la EVA, y con una durabilidad muy aceptable. En pádel es usado sobre todo en la industria argentina, con marcas como Steel Custom, Pádel Coach, Royal Pádel o REVES, aunque curiosamente el polietileno debe ser importado de Inglaterra.

Resumen: es un foam tirando a eva, intentando paliar los defectos de la primera, con más durabilidad, buena pegada y control. Muy buena absorción de vibraciones.

GRAFITO:

A semejanza del diamante, que es el más duro de todos los minerales, el grafito está formado por carbono puro. Sus diferentes calidades, grosores y combinaciones lo convierten en un material muy ligero y resistente. Es usado para los marcos sobre la fibra de vidrio como refuerzo en zonas de la pala donde queremos que tenga una rigidez extra como en el marco, corazón y zonas de torsión extras… Para entendernos, una mina de un lápiz es grafito, si la presionamos con fuerza apreciamos que es durísima y súper rígida, pero ante un impacto directo y seco se parte con facilidad.

La usan Slazenger, por ejemplo, ya que este material es más común en el tenis.

Resumen: material poco usado en la actualidad.

FIBRA DE ALUMINIO:

También llamado alufiber, es un material más duro que la fibra de vidrio, pero más blando que el carbono. Si se mezcla con carbono se obtienen muy buenos resultados tanto en potencia como en control, produciendo un característico ruido metálico. Pocas marcas trabajan actualmente este material, Fakun, por ejemplo.

Resumen: poco utilizado, depende mucho de las mezclas a que sea sometido.

TITANIO:

Es un metal procedente de rutilo, ilmenita y titanita. Debido a su escaso peso y que funde a temperaturas elevadas, el titanio se ha llegado a emplear hasta en la construcción de motores de aparatos a reacción. En el padel se puede añadir a la pala en forma de polvo mezclado con la pintura con el término de Titanate, dust titanium…
Su principal cometido en el mundo del padel es aportar firmeza y resistencia sin incrementar en demasía el peso del conjunto de la pala, proporcionando mayor durabilidad. Se suele aplicar en forma de polvo mezclado con la pintura. Lo usan, por ejemplo, Eme, Volk…

Resumen: poco usado actualmente.

KEVLAR:

Es una tela con un tratado especial que la convierte en una de las más resistentes en la actualidad. Por ser bastante rígida, es muy costoso trabajarla, con lo que se puede añadir como refuerzo adicional en alguna zona concreta del marco de las palas de padel y en ocasiones puntuales en el plano de la pala. El kevlar trenzado con carbono da unos resultados excepcionales de durabilidad. También lo podemos ver en prendas de ski, snowboard, el mundo de la moto, calzado e innumerables indumentarias deportivas en las que se busque una alta resistencia al roce. Actualmente pocas marcas lo utilizan, ya que es demasiado duro, más que el carbono y el vidrio, lo que le da una potencia extraordinaria y buen control pero poca salida de bola. Un ejemplo, la Power Padel 800K.

Resumen: máxima potencia, buen control, poca velocidad de bola. Difícil de trabajar.

COMPOSITE:

Es una “composición” de materiales de resina que se aplican para fortalecer la estructura de la pala. El famoso composite puede estar formado por polipropileno, polietileno, ABS…; en definitiva son “plásticos” tratados. Las calidades del composite pueden variar dependiendo de las resinas que apliquemos. La mayoría de los deportes en los que se emplea el llamado material duro incorpora el composite en diferentes zonas.

Resumen: material de retoque o finalización de una pala, no es elemento básico.

EPOXY:

Resina líquida y densa formada por composites líquidos y pegajosos que se utiliza para la formación compacta de las fibras. En la cadena de fabricación de una pala de padel, se aplica sobre todas las fibras que componen la pala, antes de ser introducida en el horno. Es el responsable directo de que la pala se convierta en un bloque homogéneo. Una vez que sale la pala del horno, la dureza del epoxy es sobresaliente. También se aplica en añadidos de barniz y pinturas para hacerlos más resistentes e impermeables. Es fácil encontrarlo en ferreterías y puede usarse para reparar palas, aportando una dureza extraordinaria, pero claro, no rompe por donde se repara, sí por alrededor si no se hace correctamente.

Resumen: material de retoque o finalización de una pala, no es elemento básico.

CAUCHO:

Material procedente del látex vulcanizado con azufre. Fue descubierto por Charles Good Year a finales del siglo XVIII. Es más duro y pesado que la goma E.V.A. En padel se utilizó en el pasado situándolo en el centro de la pala y rodeándolo de láminas de madera; el resultado era una descentralización del punto dulce. Transmite vibraciones ya que no posee cualidades de absorción de impactos.

Resumen: poco usado actualmente.

MASILLA:

Material semi -arcilloso de color blanco o amarillento que se utiliza en el proceso de fabricación de una pala de para tapar pequeñas imperfecciones antes de someterla al proceso de pintura y acabado final. Sus principales características son la fácil aplicación, dureza en seco y buena adherencia.

Resumen: material de retoque o finalización de una pala, no es elemento básico.

La madera, material básico al principio del pádel, la hemos desechado en este documento.

En resumen, para todo lo visto, no hay material que sea mejor o peor, sino mejor o peor adaptado a nuestras características de juego. En la mayoría de los casos el jugador novel debe decantarse por palas duras, y el experto por palas blandas, y luego ir combinando según las características de juego (más o menos pegada, más liftado, más plano…). Afinando más, puedes buscar palas con máxima absorción de vibraciones, si tienes problemas en el brazo.

Jaime Sánchez. Monitor de Pádel

Related Articles

2 comentarios

  1. Agustín

    Hola, les quiero agradecer por tanta información. Mi cuestión es que quiero comprarme una paleta y como prioridad pongo la durabilidad como criterio de selección, no me queda claro qué material me conviene. ¿Me darían un consejo? Gracias

    • El Blog de PADEL

      Buen día Agustín, respondiendo a tu inquietud las paletas de Goma E.V.A. con diferentes densidades y purezas son las palas que aportan mayor control y vida útil. Las puedas encontrar en casi todos los fabricantes.

Dejanos un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios *

Últimos Tweets

Seguinos en Facebook